Argentina Wine Tours

The Boutique Company

Wine Tours en Chile

Santiago

Capital de la República de Chile, Santiago es su centro cultural, administrativo y financiero, además de la metrópoli más importante del país. Conocida también con el nombre de Gran Santiago, se ubica en el valle del Maipo, encajonada por la cordillera de la Costa al oeste y por los cordones Chacabuco y Angostura al norte y al sur, respectivamente. La Cordillera de Los Andes termina de enmarcar la ciudad por el este. Santiago de Chile posee un clima del tipo mediterráneo frío continental, con estación prolongada.

La ciudad de Santiago de Chile cuenta con una intensa vida cultural. Existen cerca de 40 galerías de arte y 30 museos de variados estilos para ser visitados. En lo turístico, su centro es el punto de encuentro de todos los visitantes. El barrio bohemio Bella Vista se destaca por poseer distinguidos restaurantes, galerías de arte, pubs y casas de reconocidos escritores. Otros barrios que lucen sus modernos edificios y un entorno tranquilo son Las Condes y Providencia. Visitar el cerro San Cristóbal implica obtener una hermosa vista panorámica de la ciudad y recorrer el Jardín Zoológico.

Regiones vitivinícolas

Valle de Maipo

Valle de Maipo

En este valle, cercano a Santiago, tiene sus inicios la historia de la producción del vino chileno. Se encuentra entre el cordón montañoso de Los Andes y la cordillera de la Costa y es atravesado por dos ríos caudalosos: el Maipo y el Mapocho. De aquí provienen los vinos de exportación más exitosos y aquí se encuentran los pilares de la historia de la producción del vino.

Este valle alberga las grandes viñas tradicionales de Chile, las que tienen aquí sus sedes principales, aun cuando se están expandiendo cada vez más a otras regiones. Entre ellas: Concha y Toro, Santa Rita, Cousiño Macul, Tarapacá, Carmen, Barón de Rothschild. Además están las viñas Antiyal y Pargua que producen vinos orgánicos de buena calidad.

Valle de Colchagua

Valle de Colchagua

El valle fluvial del Tinguiririca posee las mismas condiciones climáticas que el vecino Valle Cachapoal: Temperaturas mediterráneas, viñedos bien protegidos y bien soleados, suelos arcillosos y ricos en minerales. Vinos como Montes Alpha, Folly y Clos Apalta son considerados íconos de la industria vinícola chilena. Esta región se hizo conocida internacionalmente gracias a la elaboración de vinos de alta calidad, el patrimonio cultural chileno, las costumbres típicas, así como la excelente oferta en el sector del turismo del vino.

En el Valle de Colchagua se creó en 1996 la primera ruta del vino chilena. Conocidas viñas como Lapostolle, Casa Silva, Montes, Laura Hartwig, Estampa y Montgras abrieron sus puertas al público. La Ruta I-50 que va desde la Ruta Norte-Sur hacia el Pacífico, lleva el sobrenombre oficial de «Carretera del Vino».

Valle de Casablanca

Valle de Casablanca

Entre Los Andes y la cordillera de la Costa se extiende el fresco Valle de Casablanca, a un costado de la ruta 68 que une Santiago con Valparaíso. La cercanía del mar influye en el clima, lo que se traduce en humedad permanente debido a la niebla matinal. Las condiciones son ideales en esta zona especialmente para las uvas blancas que maduran lentamente, es por ello que casi las tres cuartas partes de los cultivos fueron destinados a la cepa chardonnay.

El turismo del vino en el Valle de Casablanca se ha desarrollado rápidamente, viñas como Morandé, Santa Rita, Veramonte, Concha y Toro, Santa Emiliana o Santa Carolina abren sus puertas para los visitantes y ofrecen degustaciones de vino, paseos en coches de caballos tradicionales y almuerzos en restaurantes de primera clase.

Valle de Aconcagua

Valle de Aconcagua

A unos 100 kilómetros al norte de Santiago pasa el río Aconcagua, a través del valle central de cordillera a mar. El río Aconcagua nace en la montaña del mismo nombre, la que con casi 7.000 metros de altura es la cima más alta de Los Andes, para luego desembocar en Valparaíso. El Valle de Aconcagua ofrece condiciones climáticas ideales para el cultivo de cepas, con días calurosos y noches frescas-húmedas. Con respecto a la producción de vino, ésta comenzó en el año 1870, y si bien es cierto que se cultivan diversas cepas como cabernet sauvignon, merlot y cabernet franc, es el syrah de Viña Errázuriz el que alcanzó fama. Turistas interesados en el vino encontrarán aquí una rica variedad de bodegas y viñedos menores.

Valle de San Antonio

Valle de San Antonio

A una hora en automóvil, tanto de Santiago como de la ciudad-puerto de San Antonio, se encuentra, en las cercanías del Pacífico, una de las regiones vinícolas más nuevas de Chile: El Valle de San Antonio. Recién desde hace diez años se elaboran aquí vinos de alta calidad, sin embargo con creciente éxito. Entre ellos cuentan elegantes sauvignon blanc, chardonnay y los pinot noir. Los primeros viñedos que se instalaron en San Antonio son Matetic, Garcés Silva y Casa Marín. Todos ellos contribuyen con su tendencia a la innovación y audacia a lograr una producción muy especial y característica de esta región.

Valle de Cachapoal

Valle de Cachapoa

Ubicado en el Valle de Rapel, a unos 100 kilómetros al sur de Santiago. Debido a las condiciones climáticas casi todas las cepas crecen aquí magníficamente, ya sea chardonnay, sauvignon blanc, merlot, cabernet sauvignon, syrah, carménère o malbec. Dentro de estas cepas son el merlot y el carménère las que alcanzaron una fama especial.

El Valle de Cachapoal y dentro de éste en especial las áreas más altas cercanas a la cordillera, llamadas Alto Cachapoal fueron el destino preferido de inversores franceses y amantes del vino en los últimos años. La ruta del vino en Alto Cachapoal está bien desarrollada y a sus costados se erigen conocidas viñas, tales como Altaïr, Morandé, Anakena, Misiones de Rengo o Chateau Los Boldos.

Valle de Elqui

Valle de Elqui

El Valle de Elqui, ubicado a 500 kilómetros de Santiago, conforma la frontera norte de las regiones vinícolas de Chile. Aquí las condiciones climáticas para el cultivo de uvas son excelentes: un valle bien ventilado y seco. Cuenta con un sistema de riego integrado y suelos pesados, ricos en nutrientes y capaces de almacenar agua. Todo esto permite la cosecha de uvas maduras y dulces, a partir de las cuales se produce el pisco, trago nacional chileno.

Las viñas Falernia y Cavas del Valle están abiertas al público. En ésta última, una de las más pequeñas del país, se producen con dedicación vinos orgánicos de manera artesanal. El Valle de Elqui es uno de los paisajes naturales más bellos de Chile.

Valle de Curicó

Valle de Curicó

Más en el sur que las otras regiones vinícolas conocidas, se extiende el Valle de Curicó, a unos 220 kilómetros de la capital, Santiago. En esta zona el clima es mediterráneo moderado, con días calurosos en el verano y noches frías-húmedas. En esta zona se encuentra la superficie de cultivo de cepas de vino blanco más grande del país. Los comienzos de la producción vinícola se remontan a los tiempos de la familia Correa Albano, que ya en el año 1851 introdujo cepas nobles provenientes de Francia. En esta región se encuentra la tercera bodega más grande del país, la «Viña San Pedro».

Itinerario ideal!

Día 1

Llegada a Santiago

  • Traslado aeropuerto-hotel.

  • City tour por la ciudad.

Día 2

Casablanca & San Antonio

  • Un día de bodega en Casablanca & San Antonio.

Día 3

Colchagua

  • Un día de bodega en Colchagua.

Día 4

Partida

  • Traslado hotel-aeropuerto.